Posts de julio 2014.

Las propiedades del agua

El agua nos hidrata y refresca, mantiene sanos nuestros riñones, ayuda a nuestro cerebro a trabajar, nos facilita la digestión. Incluso ayuda a mantener la piel tensa y tersa sin necesidad de hacer un gasto extra en cremas “milagrosas”. Nos ayuda a ponernos tipo fino de cara al verano… Pero ¿por qué el agua nos sienta tan bien?

 

 

El secreto está en las sales y minerales disueltos en ella, ya que  juegan un papel importante en diversas reacciones y procesos vitales. De ahí que en su día se acuñase el término “aguas minero-medicinales”.

- Sodio: Regula la tensión de los tejidos, la sensibilidad y las contracciones musculares.

- Cloro: Componente esencial del jugo gástrico, fundamental para la digestión.

- Potasio: Regula las funciones tanto musculares como nerviosas.

- Calcio: Facilita el envío de impulsos nerviosos a las células musculares y participa activamente en los procesos de coagulación, además de ser esencial en el desarrollo de huesos y dientes.

- Fósforo: Forma parte de dientes y huesos y es imprescindible para que nuestras células obtengan energía.

- Magnesio: Envía impulsos nerviosos a las células musculares, equilibra ciertos procesos metabólicos y activa las enzimas que inician el suministro de energía en las células.

- Hierro: Forma parte de los glóbulos rojos y facilita que estos puedan transportar el oxígeno en la sangre.

- Zinc: Participa en la cicatrización de las heridas, en la división de la células y por tanto en nuestro crecimiento.

- Yodo: Regula el metabolismo de las hormonas tiroideas.

- Bicarbonatos: Regulan la acidez del jugo gástrico.

- Azufre: Forma parte de la vitamina B1, regula la secreción biliar, es indispensable en la síntesis de la queratina y el colágeno, actúa en las moléculas de insulina para que cumplan su función correctamente. ¡Desintoxica el organismo!

Cada agua tiene su propia composición mayoritaria en sales y minerales según el lugar del que proceda, existiendo una gran variedad de combinaciones posibles.

 

 

Ahora puedes saber qué beneficios te puede aportar el agua que consumes habitualmente, solo tienes que leer su composición en la etiqueta ¡Y a disfrutar!

 

Covadonga.

 

Foto 2: beneficiosnaturales.com

La “real” historia del sifón

Hay amistades que perduran en el tiempo y el paso de los años no hace más que reforzarlas. Es el caso de Aurelio Antidio Cuesta Martino, conocido popularmente como Lelo, un vecino de Borines que ha sabido transmitir a sus hijos la fidelidad con nuestra marca haciendo que Almacenes Lelo sea uno de nuestros distribuidores más queridos.

 

Todo comienza en los años 60 cuando abrió sus puertas como fábrica de sifones. Han pasado muchos años y las diferentes generaciones han logrado adaptar el negocio a las nuevas necesidades del mercado. En la actualidad se dedican a la venta y distribución de bebidas, además de productos de alimentación al por mayor.

Más de medio siglo de experiencia en el sector de la distribución con un gran equipo de personas que cada día hacen que el servicio que ofrecen sea eficaz, profesional y por supuesto, personalizado.

Pero hoy queremos aprovechar la oportunidad también para hacer una visita, aunque sea virtual, a una de las mayores colecciones de sifones de Europa.

 

 

La historia del sifón está íntimamente ligada a la de la soda, primero consumido solo por reyes para pasar luego a popularizarse hasta el punto que a comienzos del siglo XX la mayoría de pueblos y ciudades tenían algún fabricante de gaseosa y sifones.

Un ejemplo es la fábrica “La Cotorra” que fue adquirida por Lelo en 1955 y que ha sido el punto de inicio de una completa colección de sifones. Verdaderas piezas de museo donde podemos comprobar su evolución gracias a los más de 20.000 ejemplares variados que ha logrado reunir.

 

 

© Aguas de Borines, S.A. Todos los derechos reservados | Términos de uso | Política de privacidad