Cita en Alimentaria 2016

image_gallery

Siempre intentamos estar en constante búsqueda de las novedades. Nos gusta estar al día del sector en el que nos movemos e ir todavía más allá prestando atención a todo aquello que es tendencia y puede servirnos de inspiración. Mejorar, he ahí la cuestión. Siempre hacia delante. Y con esta máxima es con la que trabajamos cada día las diferentes personas (porque sí, son personas las que hacen una marca, las que están detrás de ella) que formamos parte de Borines.

Con ganas de ver, ¡muchas ganas!, cogimos los bártulos y nos fuimos hasta Barcelona a una de las citas imprescindibles y referencia a nivel mundial, Alimentaria 2016, el Salón Internacional de la Alimentación y Bebidas. No acudimos como expositores pero sí como visitantes con los ojos bien abiertos y móvil en mano para capturar todo aquello que nos llamase la atención.

Más de 90.000 metros cuadrados de exposición, 6 pabellones, presentación de 90 productos novedades, 4.000 expositores, 10.000 reuniones agendadas con 800 compradores de mercados exteriores de cara a fomentar acuerdos de negocio, previsión de 140.000 visitas con más 42.000 visitantes de 140 países diferentes. Y nosotros. 

 

Aquello es impresionante, no lo vamos a negar. No hay un minuto que perder porque primero, no puedes y segundo, y más importante, no quieres. Hay tanto que ver, tanto que degustar que parar es de cobardes. Deciros que se nota donde hay experiencia en eventos porque la organización, al menos la parte que nosotros hemos vivido, es impecable. Y eso se agradece porque no tienes más que preocuparte de si te has pasado tal marca o tal otra que querías visitar. Un 10 le damos a la Fira. 

 

¡Pero fin del parloteo! Lo mejor es que veáis con vuestros propios ojos parte de lo que dio de sí nuestra aventura en Alimentaria 2016.

 

Como en casa en ningún sitio… Visita obligada.

El mundo de los quesos ocupaba un espacio importante  y con identidad propia. Productos nacionales e internacionales y por supuesto, no podían faltar las catas. Una locura para los queseros que por allí se dejaron caer.

 

Muy atentos al aceite y a todas las versiones que se presentaban en Alimentaria 2016. Producciones limitadas, ecológicas, ediciones de lujo… Uno de los productos protagonistas y con mucha aceptación entre los profesionales internacionales. No nos perdimos la barra de aceites de oliva gourmet.

 

Algunas de las tendencias en las que nos fijamos y que tienen protagonismo en esta edición de Alimentaria…

1.La comida preparada.

Pequeña empresa alicantina que se dedica a la comida preparada y lista para comer. Recetas sanas y variadas. ¡Un packagin muy chulo!

2.Los foodtrucks.

Zona habilitada para comer o picar donde el foodtruck era el protagonista. Oferta variada y de lo más simpática para hacer un descanso.

 

Muchas marcas no quisieron dejar de lado esta tendencia y llevaron a sus stands estas cocinas ambulantes que tan de moda están.

¡La vermuneta!

Auténticas maravillas de stands por su decoración y tamaño. ¿Quién dice que esto es “arquitectura efímera”?

Un salón de un hotel de gran lujo en medio de todo

Decoración a la que no le falta detalle

¿Estamos en la barra de un local de moda o en Alimentaria?

 

Algunas de las novedades que se han presentado en Alimentaria 2016

Snacks de guisantes horneados. Adiós a las patatas fritas de siempre.

 

Refresco de vino

 

Cansados pero muy satisfechos. Y con eso es con lo que nos quedamos. Gracias a este tipo de escaparates podemos estar al día de la innovación y las tendencias en alimentación y bebidas.

 

Más información en www.alimentaria-bcn.com/home

Imagen destacada: www.alimentaria-bcn.com

 

 

Compartir
FacebookTwitterPinterestGoogle+LinkedInCompartir

Cantando a Borines

7

Benditas casualidades

¿Qué nos decís si os contamos que el que para muchos es considerado el iniciador español del modernismo se enamoró de Borines y que incluso hay textos que confirman su presencia en la inauguración del Balneario?  Muchos, los más rápidos, ahora mismo estaréis echando mano de los apuntes de literatura del colegio; otros, los más echados para adelante, entrecerrando los ojos e intentando recordar de memoria, primero, qué era eso del modernismo y segundo, quién lo empezó, incluso podemos imaginar ese diálogo interno: “¿Lorca era del 27? ¿y Unamuno? Ay no sé, pero lo que sí tengo claro es que Cervantes no me cuadra que estos días sale mucho por la televisión eso del 400 aniversario de su muerte”. Y como olvidar a los más tecnológicos que directamente habrán cogido su teléfono inteligente (y chivato como el que más) y se habrán encomendado a San Google.

Pero vayamos por partes y en orden, no adelantemos acontecimientos y sobre todo, dejad por un rato a Cervantes, Unamuno, Lorca, el buscador, los apuntes, la mirada perdida y tomaros unos minutos para disfrutar con lo que tenemos entre manos. Un capítulo de nuestra historia y su protagonista que llegan, una vez más a nosotros, por casualidad como muchas de las cosas buenas de la vida. ¡Benditas casualidades!

Que Agua de Borines tiene historia ya nadie lo duda y bien orgullosos que estamos de nuestras raíces, de nuestro origen. Todo el mundo, y las marcas no somos una excepción, cuando hablan de sus memorias se refieren en general a las más cercanas. En nuestro caso, siempre solemos hablar de las de casa, esas que llevan ocurriendo desde hace décadas en nuestra querida Asturias y más concretamente en Piloña, concejo donde se encuentra Borines y nuestro Balneario. Pero no solo dentro de nuestras fronteras nos dejamos sentir y los años nos lo han venido demostrando. Y es aquí justo donde empieza el viaje por el tiempo, España y los apuntes de literatura al que queremos que nos acompañéis. 

 

¿Por dónde empezar?

“Pues por el principio”. Esa será claramente la respuesta que muchos nos diréis en bajito, moviendo la cabeza y mirando la pantalla del ordenador o del móvil. ¡Hecho! Lo mejor será refrescar la memoria.

Tenemos que remontarnos a finales del siglo XIX, más concretamente a 1892 cuando tras unos años de explotación “de aquella manera” como se suele decir, y nos vais a permitir la expresión, se inaugura el Balneario de Borines. A este acto acudieron ilustres invitados como el político Práxedes Mateo Sagasta, el escritor Vital Aza y el compositor Hilarión Eslava. ¡Clave! ¡Ojo! La literatura estuvo muy presente en este acto. He aquí la primera pista que nos lleva al enredo en el que os estamos metiendo. Pero de nuevo, calma y como un piloñés de los nuestros nos dice siempre,”sosegaos”. Vayamos por partes.

Funcionó durante unos años y fue centro de reunión de personalidades y gentes que acudían de diferentes puntos de la península. Sabemos de buena tinta que en Andalucía gustábamos y mucho, y eso para la época es digno de mención pues los viajes duraban días, pero bien lo valían porque nuestras aguas eran apreciadas y valoradas. El ejemplo más claro lo tenemos en Córdoba. ¿Os acordáis de la gracia cordobesa?

 

“De Asturias en los confines, al pie de verdes montañas, está el precioso Borines… “

Salvador Rueda, un grande de la Literatura Española de la segunda mitad del siglo XIX y principios del XX es el autor del poema que comienza así. Y sí, él es el precursor español del modernismo y el protagonista de este capítulo de nuestra historia. Poeta y periodista andaluz cantó su amor por Borines en su obra de 1928, “Antología”. Llegados a este punto queremos agradecer a una de nuestras más fieles seguidoras que se puso en contacto con nosotros hace unos días para facilitarnos toda esta información. Ella sabe quien es y seguro que está leyendo estas líneas. ¡Gracias!

Pero ahí no queda la cosa. Rueda estuvo por Asturias y más concretamente en Infiesto donde se le hizo un pequeño homenaje. Podemos saber más en este artículo que se publicó en el periódico Malaga Hoy en 2010, “Dos cartas asturianas de Salvador Rueda”.

http://www.malagahoy.es/article/opinion/840049/dos/cartas/asturianas/salvador/rueda.html

Pero claro, si este malagueño vivió este romance con nuestra tierra en algún momento tendría que haber comenzado, ¿no? ¡Sorpresa! Retomamos la pista que hemos lanzado unas líneas más arriba. ¿Quién estuvo en la inauguración de nuestro Balneario?

 

Como nos gusta decir eso de, “el equipo de investigación seguirá indagando”. ¿Cuál será la próxima parada? ¿La suerte se pondrá de nuevo de nuestro lado y viajaremos en el tiempo? Literatura, arte, vida social, medicina… Agua de Borines.

Lo dicho… ¡Benditas casualidades! 

Compartir