Cantando a Borines

7

Benditas casualidades

¿Qué nos decís si os contamos que el que para muchos es considerado el iniciador español del modernismo se enamoró de Borines y que incluso hay textos que confirman su presencia en la inauguración del Balneario?  Muchos, los más rápidos, ahora mismo estaréis echando mano de los apuntes de literatura del colegio; otros, los más echados para adelante, entrecerrando los ojos e intentando recordar de memoria, primero, qué era eso del modernismo y segundo, quién lo empezó, incluso podemos imaginar ese diálogo interno: “¿Lorca era del 27? ¿y Unamuno? Ay no sé, pero lo que sí tengo claro es que Cervantes no me cuadra que estos días sale mucho por la televisión eso del 400 aniversario de su muerte”. Y como olvidar a los más tecnológicos que directamente habrán cogido su teléfono inteligente (y chivato como el que más) y se habrán encomendado a San Google.

Pero vayamos por partes y en orden, no adelantemos acontecimientos y sobre todo, dejad por un rato a Cervantes, Unamuno, Lorca, el buscador, los apuntes, la mirada perdida y tomaros unos minutos para disfrutar con lo que tenemos entre manos. Un capítulo de nuestra historia y su protagonista que llegan, una vez más a nosotros, por casualidad como muchas de las cosas buenas de la vida. ¡Benditas casualidades!

Que Agua de Borines tiene historia ya nadie lo duda y bien orgullosos que estamos de nuestras raíces, de nuestro origen. Todo el mundo, y las marcas no somos una excepción, cuando hablan de sus memorias se refieren en general a las más cercanas. En nuestro caso, siempre solemos hablar de las de casa, esas que llevan ocurriendo desde hace décadas en nuestra querida Asturias y más concretamente en Piloña, concejo donde se encuentra Borines y nuestro Balneario. Pero no solo dentro de nuestras fronteras nos dejamos sentir y los años nos lo han venido demostrando. Y es aquí justo donde empieza el viaje por el tiempo, España y los apuntes de literatura al que queremos que nos acompañéis. 

 

¿Por dónde empezar?

“Pues por el principio”. Esa será claramente la respuesta que muchos nos diréis en bajito, moviendo la cabeza y mirando la pantalla del ordenador o del móvil. ¡Hecho! Lo mejor será refrescar la memoria.

Tenemos que remontarnos a finales del siglo XIX, más concretamente a 1892 cuando tras unos años de explotación “de aquella manera” como se suele decir, y nos vais a permitir la expresión, se inaugura el Balneario de Borines. A este acto acudieron ilustres invitados como el político Práxedes Mateo Sagasta, el escritor Vital Aza y el compositor Hilarión Eslava. ¡Clave! ¡Ojo! La literatura estuvo muy presente en este acto. He aquí la primera pista que nos lleva al enredo en el que os estamos metiendo. Pero de nuevo, calma y como un piloñés de los nuestros nos dice siempre,”sosegaos”. Vayamos por partes.

Funcionó durante unos años y fue centro de reunión de personalidades y gentes que acudían de diferentes puntos de la península. Sabemos de buena tinta que en Andalucía gustábamos y mucho, y eso para la época es digno de mención pues los viajes duraban días, pero bien lo valían porque nuestras aguas eran apreciadas y valoradas. El ejemplo más claro lo tenemos en Córdoba. ¿Os acordáis de la gracia cordobesa?

 

“De Asturias en los confines, al pie de verdes montañas, está el precioso Borines… “

Salvador Rueda, un grande de la Literatura Española de la segunda mitad del siglo XIX y principios del XX es el autor del poema que comienza así. Y sí, él es el precursor español del modernismo y el protagonista de este capítulo de nuestra historia. Poeta y periodista andaluz cantó su amor por Borines en su obra de 1928, “Antología”. Llegados a este punto queremos agradecer a una de nuestras más fieles seguidoras que se puso en contacto con nosotros hace unos días para facilitarnos toda esta información. Ella sabe quien es y seguro que está leyendo estas líneas. ¡Gracias!

Pero ahí no queda la cosa. Rueda estuvo por Asturias y más concretamente en Infiesto donde se le hizo un pequeño homenaje. Podemos saber más en este artículo que se publicó en el periódico Malaga Hoy en 2010, “Dos cartas asturianas de Salvador Rueda”.

http://www.malagahoy.es/article/opinion/840049/dos/cartas/asturianas/salvador/rueda.html

Pero claro, si este malagueño vivió este romance con nuestra tierra en algún momento tendría que haber comenzado, ¿no? ¡Sorpresa! Retomamos la pista que hemos lanzado unas líneas más arriba. ¿Quién estuvo en la inauguración de nuestro Balneario?

 

Como nos gusta decir eso de, “el equipo de investigación seguirá indagando”. ¿Cuál será la próxima parada? ¿La suerte se pondrá de nuevo de nuestro lado y viajaremos en el tiempo? Literatura, arte, vida social, medicina… Agua de Borines.

Lo dicho… ¡Benditas casualidades! 

Compartir
FacebookTwitterPinterestGoogle+LinkedInCompartir

2 pensamientos en “Cantando a Borines

  1. Magnífica labor de investigación y maravilloso tesoro el que aquí compartís.
    ¡Cómo me gustaría recitar ese bello canto a Borines de Salvador rueda en el viejo comedor del balneario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected by WP Anti Spam